Anestesia Ambulatoria (Puerto Rico)

Coordinador: José C. Román de Jesús

Habiéndose estudiado todos los aspectos de la situación del funcionamiento de los centros que practican anestesia ambulatoria en una gran parte de Latinoamérica (solo siete países contestaron nuestra encuesta) y de acuerdo a la información recogida se considera satisfactoria su práctica, procede hacer un estudio similar sobre otro tipo de práctica que se está generalizando en todo el mundo. Esta es la anestesia de oficina. Hemos revisado la bibliografía al respecto y hacemos este informe preliminar con el fin de lograr el endoso de CLASA y poder realizar un sondeo sobre cuál es la realidad de la práctica de esta modalidad y poder establecer las normas o guías que deban regirla para garantizar la mejor práctica, la mejor calidad de estos servicios y seguir la trayectoria responsable y pionera de nuestra organización.

Históricamente, el despacho del cirujano ha sido siempre el lugar donde se ha practicado "cirugía menor". Ha partir de 1980, los cirujanos han dejado atrás este tipo de práctica debido a:

La disponibilidad de centros de cirugía ambulatoria, ya sean adscritos a hospitales o totalmente independientes de los mismos.
El temor de procesos judiciales por impericia profesional.
El factor económico al ahorrar en equipo y material de trabajo.
El desarrollo de las aseguradoras de servicios médico-hospitalarios pre-pagados, quienes se niegan a reembolsar sus costos bajo esta modalidad.

No obstante, el péndulo sigue moviéndose hacia la tendencia de la costo-efectividad, por lo que ellos mismos cada vez mas, estimulan esta práctica, sobretodo para aquellos procedimientos que puedan realizarse bajo anestesia local. A veces, para que sirva como estímulo, pagan mas bajo este concepto.

Para las organizaciones de anestesiólogos es preocupante que hoy día se estén realizando procedimientos de mayor envergadura, bajo anestesia general en los despachos de los cirujanos. Algunos cirujanos quieren expandir mas el espectro de los procedimientos que puedan realizarse en sus despachos, no obstante la negativa de los colegas a asumir mayores responsabilidades y riesgos. Los pioneros en este concepto han sido los cirujanos máxilo-faciales que han estado hablando de "sedación conciente", término que considero inadecuado, junto a los especialistas en cirugía reconstructiva. Se le están uniendo los otorrinolaringólogos, los oftalmólogos, los ginecológos y los ortopedistas. En los EE.UU. se han creado varias organizaciones que acreditan estas facilidades. Las recomendaciones de estos organismos están incluidas en la siguiente tabla:

Tipo de Anestesia
Ejemplos de Procedimientos
Equipo adecuado
Tamaño adecuado
Costo probable
Nivel: 1 anestesia local con sedación ligera
Miringotomía con tubos (en adultos)
Curetajes
Quistes bartolinos
Biopsias pequeñas
Carro de paro
Atriles para ev.
Ambú
Tubos endotraqueales
Fuente de O2 Lámparas
De 7´a 10´
X
10´ a 14´
De $2 a 10mil
Nivel 2: anestesia local con gran sedación
Septoplastías
Cirugía cosmética
Minilaparotomías
Biopsias de mama
Añadir:
Mesa de operaciones
Monitor cardíaco
Defibrilador
Cauterio
De 10´a 12´
X
15´a 20´
De $15 a 35mil
Nivel 3: anestesia general (igual a un centro ambulatorio)
Herniorrafías
Hemorroides
Laparoscopías cerradas
Añadir:
Máquina de anestesia
Autoclave
De 12´a 25´
X
15´a 20´
De $ 35 a 50mil

Porterfield y Franklyn aducen que la práctica del nivel 3 es muy positiva. Tienen una experiencia de 16 años y han realizado 13 mil procedimientos bajo anestesia local con o sin sedación y 5,038 casos bajo anestesia general con un impacto en los costos muy significativos. No obstante hacen el siguiente planteamiento:

Si se usa anestesia general, debe estar la responsabilidad anestésica en manos de un/a anestesiólogo/a altamente entrenado/a.

Advierten sobre las ventajas y desventajas:
Ventajas:
Satisfacción del paciente.
Se amplía cada vez más, la cantidad de pacientes operados bajo este sistema.
Impacta en los costos.
Es ventajoso para el cirujano.
Desventajas:
El costo inicial del montaje es alto
Aumenta la responsabilidad del cirujano, del anestesiólogo y del personal.

Finalmente, antes de un anestesiólogo aceptar el prestar sus servicios en este nuevo ámbito operacional, debe verificar que las facilidades tengan todo lo necesario para garantizar la mejor práctica de la anestesiología, tanto como si se equiparará a los servicios intrahospitalarios. Se han de revisar los programas de mantenimiento preventivo del equipo; que su revisión esté al día y estar seguro de su calidad y funcionalidad.

De este resumen surge el deseo de conocer la situación en Latinoamérica sobre esta modalidad. Al conocerla podemos hacer las recomendaciones pertinentes y establecer los protocolos de requisitos y guías bajo los cuales se deben prestar los servicios.
Haríamos una encuesta que incluyera la serie de preguntas, que obteniendo sus respuestas, nos deje conocer la realidad de una manera objetiva, permitiéndonos rendir un informe final en el próximo Congreso.

Dres. Luis Cummings Carrero
Julio Rodríguez Gómez
  José C. Román de Jesús


VOLVER