Historia de la Anestesia en Cuba
La Anestesia Moderna

HISTORIA DE CUBACOMISION DE HISTORIA |APENDICE |

La historia de la anestesia en nuestro país, está vinculada estrechamente a dos hospitales, uno a continuación del otro. La primera aplicación tuvo lugar en el de San Juan de Dios, y cuando sobre sus ruinas se alzó el Hospital Nuestra Señora de las Mercedes, este recogió la tradición y continuó impulsando el uso u progreso de la anestesia quirúrgica.

En este último hospital, los médicos, después de dos años de internado, tenían el derecho de presentarse como aspirantes a una plaza de anestesista que se disfrutaba durante un año, lo que explica por qué muchos médicos fueron anestesistas, como el doctor Luis Ortega Bolaños, más tarde profesor de Clínica Médica de la Facultad de Medicina, que en 1907 había realizado ya mas de 4.000 anestesias y publicado un trabajo titulado "Breves consideraciones sobre la anestesia y los aparatos construidos para su administración"

Así, cábele al Hospital Nuestra Señora de las Mercedes, el privilegio de haber sido el primero en especializar médicos en anestesiología, sacando de las manos de los cirujanos esta práctica, realizando, así los deseos de Santos Fernández, de que la anestesia fuera dada por una persona práctica. De tal escuela surgió el que fue el pionero creador de la especialidad, el doctor Luis Hevia, el primero que la cultivó como su única y exclusiva especialidad. A los seis meses de su internado, se le ofreció la oportunidad de dar anestesia y la aceptó para hacer todo su internado como anestesista; luego obtuvo esta plaza y en repetidos viajes a los Estados Unidos iba trayendo un descubrimiento nuevo o el perfeccionamiento de una técnica.

Toda la historia de la anestesia general moderna está vinculada a su nombre. En 1916 empezó a usar el método semi-cerrado, introduciendo en el Reina Mercedes, el aparato de Montgomery, muy económico y práctico, lo que influyó notablemente en el futuro de la anestesia en nuestro país, porque su gran economía despertó la atención del Director, Emiliano Núñez, que comprobó las considerables ventajas de este sistema, sobre el abierto y lo importante que era la función del anestesista. Significó, además el desplazamiento del cloroformo por el éter y la oportunidad para la introducción de métodos y anestésicos nuevos.

En 1921, durante el V Congreso Médico presentó el uso del oxido nitroso, especialmente en la otorrinolaringología, introduciendo la anestesia general para la amigdalectomía, iniciándola con oxido nitroso y continuándola con éter.

En 1926 introdujo el etileno y resumió sus experiencias en un trabajo que tituló "El anestesia por el etileno; Ethylene-oxígeno como anestésico". En 1934 introdujo el ciclopropano, dado a conocer en la Universidad de Wisconsin en 1933. Fue el primer anestesiólogo cubano reconocido como tal por el International College of Anaesthetists y presidió el 17º Congreso de esta Asociación y su discurso inaugural lo constituyó su trabajo "Ether as safest anaesthetic in ordinary surgery work in tropics". En 1944 se le encomendaron las palabras de apertura de la sección científica sobre anestesiología auspiciada por la Sociedad Nacional de Cirugía

A estas alturas de la historia, la anestesiología cubana, ha seguido muy de cerca los progresos de la norteamericana, asimilando con rapidez sus nuevas conquistas. Para estos años predomina la anestesia local, la raquianestesia y los bloqueos con los nuevos agentes como la pantocaína y la nupercaína; la anestesia general inducida con ciclopropano y mantenida con éter, que la hace mas segura el surgimiento de la intubación endotraqueal.

A partir de Hevia y a pesar de no existir en Cuba un programa docente de formación de especialistas, se produce con carácter autodidacta un grupo de anestesistas donde se destacan Miguel Urrutia, Méndez Peñate, Somoano, Evaristo Gómez, Fernando Rebull y por encima de ellos Pio Manuel Martínez Curbelo.

Pío Manuel Martínez Curbelo, figura cimera de la anestesia regional, en 1933 publica su modificación al abordaje supraclavicular del plejo braquial con el paciente sentado, ya que así baja el hombro permitiendo un mejor acceso a la vaina perineurovascular (Aldrete J:) Se talla una estatua de oro en 1944 cuando en el Hospital Freyre de Andrade crea la técnica de "Anestesia Epidural Continua empleando catéter ureteral", la cual presenta y publica en 1946, primero en la Clínica Mayo donde hizo demostraciones y luego en el Congreso de la International Research Society obteniendo el reconocimiento internacional como la mayor contribución de Cuba a la Anestesiología mundial (Martínez Curbelo M. Continous perdural segmental anesthesia by means of a ureteral catheter. Anesth Analg 28: 1-4, 1949), en dicho trabajo dice: "I employed this new technique successfully for the first time on January 13, 1947, using a ureteral catheter and the same type of needle as Dr. Touhy has used in continous spinal anesthesia". La enferma de 40 años fue operada exitosamente de un quiste gigante de ovario . Fundador de la Sociedad Nacional, su delegado al 1º Congreso Mundial en Schveningen en Holanda, donde su funda la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiología (WFSA), siendo elegido su primer Vicepresidente y es protagonista de un singular hecho que habla por si solo de su fuerte carácter y arraigo patriótico, al escalar el asta destinada a nuestro país, para colocar la bandera obtenida en la Embajada de nuestro país ante el inaudito hecho de no poseerla el Comité Organizador del Congreso.

En 1944 se inauguraron los primeros cursos para médicos especialistas en anestesiología.

Ya en esta época se habían establecido el Evipán primero y luego el Thiopenthal como agentes de inducción anestésica. El éter vinílico había sustituído al sulfúrico y la intubación endotraqueal impulsada por Fernández Rebull se empleaba con mayor frecuencia cada vez. El Tricloroetileno se empleaba con más frecuencia en analgesia obstétrica y el Curare como relajante muscular utilizado por Griffith y Johnson en 1942 fue introducido por Alberto Fraga y poco después viene la Succinilcolina lo que facilita y extiende las indicaciones de la intubación.

En 1958 se da el gran paso con la introducción del Halothane, como líquido volátil con potencia de anestésico mayor no inflamable, lo que amplia una vez más las puertas a la cirugía al permitir usar sin riesgos la hemostasia y el corte por electrocoagulación. Hasta esa época los anestésicos inhalatorios disponibles eran inflamables.

Ya en los años 50s la Anestesia como especialidad médica se extiende al ámbito del tratamiento del dolor crónico y a la analgesia del trabajo de parto: Pérez Martínez, Alberto Fraga, Polanco Domínguez, Porro de Zayas son sus mayores exponentes en la Habana. En el interior del país el desarrollo de la anestesia era casi inexistente, descansaba en los propios cirujanos y en otras especialidades como actividad colateral de tiempo compartido.
Volver

Webmaster: [email protected]